Jueves, 29 de Octubre de 2009

Georgina E. Vividor

Los estudiantes desde primer grado hasta bachillerato mostraron sus habilidades en la competencia. FOTOs EDH / rene rodriguez

sacrificio, la dedicación y el esmero de los estudiantes que participaron en el X Certamen Nacional de Lenguaje, Literatura y Ortografía, organizado por la Fundación Poma y el Ministerio de Educación (Mined) fue recompensado ayer durante la clausura de su etapa final.

Más de un millón 135 mil niños de los 14 departamentos del país formaron parte de la competencia, pero solo 168 lograron clasificar como finalistas.

Desde tempranas horas de la mañana los estudiantes, de primer grado a tercer año de bachillerato, llegaron a las instalaciones del Hotel Real Intercontinental, para participar en la eliminatoria nacional, una final reñida y con mucho nerviosismo.

Durante la jornada, mientras los concursantes intentaban desempatar los puntajes obtenidos frente sus contrincantes, padres y maestros esperaban por los resultados en las afueras del salón.

Al final de las pruebas, un selecto grupo de maestros del Mined se encargó de calificar el desempeño de los participantes y determinar quiénes serían los ganadores del concurso.

Posteriormente, se dio paso a la ceremonia de premiación donde los pequeño y adolescentes esperaban impacientes por los resultados.

El certamen premió los tres primeros lugares de cada grado. En total fueron 39 los ganadores, quienes recibieron diferentes incentivos por sus logros: mochilas con útiles escolares, bicicletas, cámaras digitales, computadoras de escritorio y portátiles.

Además, se otorgó una media beca de estudios al primer lugar de segundo año de bachillerato, que en esta ocasión fue Ramiro Rivas, del Colegio Profesora Eva Leticia Mayen, de Sonsonate; y una beca completa para continuar con su formación superior al primer lugar del tercer año de bachillerato, José Adalberto Chávez, del Centro Escolar INSA de Santa Ana.

También, los organizadores entregaron computadoras a las instituciones en las cuales estudian los ganadores, como un incentivo a su esfuerzo conjunto.

"La dedicación y el esmero personal de los concursantes, sus maestros y padres justifica con creces el esfuerzo del Mined y la Fundación Poma organizar y patrocinar este evento , los resultados obtenidos nos llenan de satisfacción y alegría", puntualizó el director de la Fundación Poma, Ing. Jorge Díaz Salazar.

Luci Abigail Nolasco llegó con su bisabuela desde Perkin, Morazán.

Viernes, 30 de Octubre de 2009

Arduos meses de preparación tuvieron los participantes del X Certamen de Lenguaje, Literatura y Ortografía.
Según Eva Guadalupe Barrera Amaya, estudiante del Centro Escolar INSA de Santa Ana y ganadora del primer lugar correspondiente al primer año de bachillerato, fue necesario dedicar horas extra para ser una de las mejores de la competencia.

"Para mi ha sido una gran experiencia, porque cada año se aprende más en estos concursos y es muy gratificante como estudiante", comentó Eva.

Pero no solo ella tuvo que hacer grandes esfuerzos y sacrificios para alcanzar su meta, pues algunos de los niños y jóvenes tuvieron que batallar contra la pobreza, la falta de energía eléctrica o las largas distancias. Ese es el caso de Luci Abigail Nolasco, quien tuvo que levantarse a las dos de la madrugada para asistir a la final del certamen. La niña llegó con su bisabuela, Sabina Nolasco de Ramos desde Perkin, Morazán, y pese a que no ganó uno de los primeros lugares, su dedicación fue recompensada al saber qué era una de las finalistas.

La Fundación Poma ha impulsado este proyecto desde 1989 y en él han participado más de 14 millones de jóvenes salvadoreños de todos los departamentos del país. "Esta competencia busca incentivar la calidad educativa, además se realiza con el fin de darles herramientas útiles para su futuro", comentó la directora del la Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (Fusal), Celina de Choussy

 

 

www.miperquin.com